Creación de un plan de email marketing

El Plan de Email Marketing tiene que ir totalmente alineado con la estrategia de Marketing global de la marca, porque su cometido es contribuir a la consecución del objetivo principal como el resto herramientas de Marketing.

miércoles, 02 de septiembre de 2020
Para hacer un plan de Email Marketing debemos:
 
1º Trazar la línea o visión de lo que queremos conseguir: en un período de tiempo. Esto nos permitirá saber cuántos recursos podemos asignar para crear y desarrollar el plan.
2º Determinar qué acciones queremos desarrollar: si queremos centrarnos en hacer acciones que aumenten: la captación o la fidelización de nuestros clientes, o ambas.
  1. Captación: de nuevos clientes, de mayores ingresos, de mayores participaciones de nuestros clientes con nuestra marca, etc.
  2. Fidelización: de nuestros clientes, como emails de cumpleaños, felicitaciones en los aniversarios de la relación del cliente con nuestra marca, encuestas de satisfacción, etc.
 
3º Definir nuestra audiencia: quienes son nuestros clientes que han escogido recibir comunicaciones nuestras. Una vez  los tengamos identificados será mucho más fácil decidir qué le vamos a decir.
 
En caso de que contemos con una base de datos de clientes que se han registrado necesitamos conocer su procedencia, cómo se han registrado y desde qué punto de contacto o entrada. Si se suscribieron durante el pago, son clientes. Pero si nos encontraron a través de nuestra página web o en eventos públicos (ferias, exposiciones, foros etc), son más de una audiencia general.
 
Si no se parte con una base de datos si no lo que se quiere es captarla, tenemos que saber cuál es nuestro público objetivo ¿Cómo vamos a encontrar a estas personas, y qué nos imaginamos que van a querer leer en sus correos electrónicos?
 
Tal vez eres una empresa de contenidos como un periódico o revista. En ese caso, tus suscriptores van a estar interesados ??en recibir contenido actualizado de las últimas noticias. Si eres una empresa de eCommerce, los clientes querrán saber acerca de sus nuevos productos o cómo pueden utilizar mejor los productos que ya han comprado.
 
4º Determinar el contenido: hay que hacer una reflexión de por qué nuestros clientes se han registrado para recibir una comunicación nuestra, qué están esperando le contemos de nuestra marca. Una vez lo sepamos debemos centrarnos en ello y dárselos.
 
Este proceso puede ser útil para delinear los tipos de contenido generales que se puede incluir en cada campaña de correo electrónico. Cuando esté preparando el boletín, este esquema será una referencia útil para asegurarse de que el email contenga toda la información relevante.
 
El email es una herramienta muy potente de comunicación, por lo tanto piensa en el contenido que ya se está creando en otros medios como un tweet popular, un mensaje de Facebook, un artículo sobre su empresa; éstas son las cosas que sus lectores probablemente encontrarán interesante. Piense también qué contenidos desea crear en exclusiva para este público.
 
El contenido es la parte más importante de los emails. A continuación se presentan algunas sugerencias para la creación y recopilación de contenidos:
 
1. Trata a tus lectores como VIPs.
 
Las personas que se suscriban a tu lista de correo electrónico te han dado permiso para entrar a sus bandejas de entrada. Honra a este permiso y déjalos ser los primeros en conocer los nuevos productos que vas lanzar, las últimas noticias sobre tu producto o servicio, darles acceso a beneficios especiales como suscriptores. Por ejemplo, envíales una invitación a una venta exclusiva por ser cliente suscriptor.
 
 
2. Ofrece un contenido de valor para tus clientes.
 
Si los correos electrónicos que se reciben no generan suficiente interés en los lectores el email se abre y se elimina de inmediato. Por lo tanto, tenemos que asegurarnos de ofrecer un contenido que sea atractivo para nuestros clientes, un contenido que les aporte un valor, un beneficio. Consiste en darles a los clientes algo que desconocían o que no tenían antes. ¡Recuerda que los lectores son lo primero! 
 
 
3. Muestra un poco de personalidad.
 
Nadie quiere leer un boletín aburrido, por eso es importante inyectar algo de personalidad. Es probable que el tono y el sentido del humor hayan sido razones importantes por las que tus clientes se suscribieron en primer lugar. Trata de escribir la misma forma en que le hablas a uno de estos clientes. ¿Y quién sabe? Tal vez tus correos electrónicos, un poco más alegres te ayudarán a recuperar un montón de dinero.
 
4. Que sea corto.
 
La mayoría de la gente es bombardeada con mensajes de correo electrónico todos los días. Por esto se sugiere mantener los boletines de noticias breves, fáciles de digerir, y que vayan directo al grano.
 
 
5º Definir la frecuencia de envío y los objetivos.
 
dependiendo del tipo de producto o servicio que tenemos variará la frecuencia de envío. Si tu producto es el contenido porque eres una empresa de medios, quizás el envío de comunicaciones con los titulares más importantes del día con frecuencia de 5 días a la semana será lo más óptimo.
 
Otros, donde su producto esté relacionado con el ocio podrían enviar los viernes un email con el
“e-regalo“para el fin de semana.
 
En última instancia, tienes que decidir lo que funciona mejor para tu marca y tus clientes.
 
Se recomienda que al menos una vez al mes se envíe un correo electrónico, y que siempre lleve información útil para el cliente. Es importante no dejar de enviar emails más allá de 2 meses, porque se corre el riesgo que el cliente no recuerde que se ha suscrito a recibir la newsletter y lo denuncie como spam.
 
Es importante tener un calendario con los próximos eventos y fecha hacia adelante y planificar en consecuencia para vacaciones, eventos, etc.
 
A partir de ahí, decidir lo que desea salir de su marketing por correo electrónico. ¿Está buscando para enviar tráfico a su sitio web? ¿Ayuda a promover las ventas? ¿Aumenta el tráfico en los eventos? Establezca metas como éstas para sus campañas para, a continuación, realizar un seguimiento de su progreso a través del tiempo.
 
6º Haz un calendario
 
Establece cuándo quieres hacer tus envíos de comunicación más regulares, es decir, aquellos que se envíen de forma sistemática por ejemplo una vez a la semana. Luego identifica todos aquellos eventos o fechas especiales que te sirvan de excusa perfecta para enviar una comunicación a tus clientes. Esto te ayudará no sólo a tener una visión de todas las acciones que se pueden realizar en los próximos meses sino que permitirá organizar el trabajo de todas aquellas personas de tu equipo involucradas en el desarrollo de la comunicación: los redactores, diseñadores, y gestores de las campañas. 
 
 

Comparte y comenta este artículo!

Posts Relacionados:

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El campo Correo electrónico es obligatorio.
    Debe aceptar la política de uso de datos
    Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando está aceptando su uso. Puede retirar su aceptación cuando lo desee. Aceptar Política de Cookies