5 consejos para motivar a tu equipo de trabajo

¿Cómo podemos mantener a nuestros trabajadores motivados?

lunes, 18 de noviembre de 2019
Una de las tareas más difíciles de un jefe o líder es la de mantener motivado a su equipo de trabajo. Pero, ¿por qué es tan importante? Unos empleados felices son la clave para el éxito de una empresa y la motivación juega un papel fundamental para conseguirlo.5 consejos para motivar a tu equipo de trabajo

Unos empleados motivados son más productivos, aprovechan mejor el tiempo y dan lo mejor de sí mismos, lo que se traduce en beneficios para la empresa. Pero mantener a los trabajadores motivados para que den el 100% de ellos no es una tarea fácil.

Toma nota de los 5 consejos que te ofrecemos para mantener motivados a tus empleados:
  1. Comunícate. Una buena comunicación es clave en todas las compañías, ya sean grandes o pequeñas. La comunicación debe ser clara y constante para evitar malentendidos. La comunicación se debe dar tanto de jefes a empleados como en el sentido contrario para conseguir que se sientan parte de la empresa al estar al tanto de todo lo que ocurre.
  2. Delega tareas. Un buen líder debe ser capaz de delegar tareas de manera correcta. No consiste en quitarte trabajo y hacer que lo hago cualquiera, sino delegarlo en las personas adecuadas para cada tarea. Esto hará que tus trabajadores sientan que confías en ellos.
  3. Apoya las nuevas iniciativas. Escucha las ideas de tus empleados y nos las rechaces a la primera. No puedes permitirte dejar pasar ideas que pueden ayudar a crecer y mejorar a tu empresa o departamento. Escúchales y apoya la creatividad. Para que tengan ideas es necesario que estén motivados y para ello, los trabajadores necesitan sentir que confías en ellos y en sus capacidades.
  4. Celebra los éxitos. Para conseguir la motivación de los trabajadores es muy importante celebrar todos los éxitos por pequeños que sean. Felicitar por el trabajo bien hecho hará que continúen trabajando con ganas de superarse. Hay empresas que reconocen los éxitos con incentivos económicos u otro tipo de incentivos son los beneficios no retributivos.
  5. Predica con el ejemplo. Si quieres que tus trabajadores actúen de una determinada manera debes predicar con el ejemplo. Si quieres que haya un buen ambiente de trabajo debes ser el primero en escuchar, comunicarte y ser capaz de solucionar los problemas del equipo. Debes ser un ejemplo para tus empleados y para ello no puedes esperar de ellos acciones o actitudes que tú no tienes.
No existe la solución mágica para conseguir que todos los trabajadores estén motivados porque cada persona tiene unas necesidades, unos gustos y unas motivaciones diferentes, pero los consejos que te hemos mostrado te servirán de ayuda para lograr tener contigo empleados felices y por lo tanto más productivos.
 

Comparte y comenta este artículo!

Posts Relacionados:

  • ¿Cuáles son las reglas básicas del trabajo en equipo?

    ¿Cuáles son las reglas básicas del trabajo en equipo?

    Nuria Oriol, profesora de habilidades directivas, nos explica los beneficios del trabajo en equipo

  • Atención al cliente

    Atención al cliente

    La atención al cliente es uno de los aspectos, que, según los propios clientes, más importancia tiene en la fidelidad a una marca o empresa. Para la propia empresa la atención al cliente supone una de las bases para el establecimiento de una relación con el cliente, con lo que ello conlleva. Además, la atención al cliente se ha convertido en una importante fuente de diferenciación, aunque para llegar a alcanzar esta diferenciación hay que establecer una estrategia focalizada a la misma y dedicar un gran número de recursos, convirtiéndose en una estrategia en sí misma. Pocas empresas llegan a cumplir este último punto.

  • Clasificación de las empresas

    Clasificación de las empresas

    Vamos A clasificar las empresas según 6 criterios: Tamaño, Actividad, Ámbito de actuación, Finalidad de los beneficios, Titularidad del capital y Forma Jurídica

  • La sostenibilidad

    La sostenibilidad

    La palabra sostenibilidad aparece incluida por primera vez en la vigésima tercera edición del Diccionario de la Real Academia Española (2014). Sin embargo, fue empleado por primera vez en 1987 en el informe socioeconómico Brundtland, elaborado para la ONU con el término de desarrollo sostenible (o sustentable), en el que se hacía referencia a “Satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las del futuro para atender sus propias necesidades”.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El campo Correo electrónico es obligatorio.
    Debe aceptar la política de uso de datos
    Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando está aceptando su uso. Puede retirar su aceptación cuando lo desee. Aceptar Política de Cookies