Cómo conversar con personas de diferentes culturas I

La comunicación intercultural

lunes, 28 de febrero de 2022
En la época colonial, la comunicación intercultural, se producía con el sometimiento de los indígenas a la cultura de la potencia colonizadora. Después de la Segunda Guerra Mundial, con los procesos de descolonización, se produjo un cambio. Desde occidente se trataba de conocer la cultura de los diferentes pueblos para poder comunicarse y, fundamentalmente, para negociar con ellos.
  
Hoy en día, organizaciones y empresas extienden sus redes laborales por todos los continentes. La globalidad nos permite hacer negocios en sitios recónditos del planeta. Hacer negocios con personas de diferente cultura a la nuestra puede actuar en nuestra contra si no conocemos sus costumbres. Así que, además de entender el otro idioma también nos conviene averiguar sus diferencias culturales.
 
Conocer algunas de estas costumbres respecto a las habilidades comunicativas supone que nos fijemos fundamentalmente en los silencios que se producen en cualquier conversación y en las distancias que hay que mantener respecto a los interlocutores.
 
El significado del silencio en las diferentes culturas
 
Hay culturas en las que los silencios conversacionales son más prolongados y aceptados que en otras, y, además, funcionan como aliados del individuo. Para un mejor entendimiento, tanto en el mundo de los negocios como en el personal, debemos conocer y respetar estas diferencias.
 
En la cultura oriental existe respeto y complicidad hacia el fenómeno silencioso. La sociedad asiática frecuenta el silencio con total naturalidad. Joyce Chapman Lebra dice que los niños japoneses aprenden más del movimiento de los padres que de sus instrucciones verbales.
 
Para Raga, el silencio, dentro de las diferencias culturales, también viene determinado por el factor jerárquico: “En determinadas culturas los individuos de una clase inferior deben permanecer en silencio en presencia de los de la clase superior; en otras culturas se registra el comportamiento contrario, el privilegio del silencio por parte de las clases altas”.
Yamada asegura que los japoneses prefieren no hablar en situaciones de potencial enfrentamiento ya que al habla se le considera una debilidad.
 
Junto a la sociedad asiática existen otros pueblos que comparten esta tendencia por el silencio, como son algunas tribus indias y apaches. Asocian el silencio con la serenidad, el misterio, el dominio y la paciencia.
Si tienes que realizar negocios con indios y no quieres fracasar en la comunicación, debes de tener en cuenta que:
 
  • Cuando tienen encuentros con extranjeros esperan que sean ellos los que inicien la conversación y se presenten.
  • Las conversaciones deben desarrollarse poco a poco para ir congeniando.
  • No interrumpen a una persona cuando está hablando, lo consideran una muestra de cortesía.
  • Las pausas que los indios realizan durante la conversación son más largas que las de los occidentales, lo que no quiere decir que den por finalizada la conversación. A ellos les irrita que los occidentales reanuden su discurso demasiado pronto, sin guardar unos segundos de silencio.
  • No suelen tratar de futuro porque tienen la creencia de que les da mala suerte.
 
Los africanos son otro de los pueblos que frecuentan los silencios como parte efectiva de la comunicación. Los estudios de Basso y Samarin nos informan de que los silencios son para los africanos tan importantes como el habla y no sienten la presión de hablar en ocasiones en las que nosotros nos sentiríamos incómodos.
Mientras que para la cultura occidental reunirse para comer es la excusa perfecta para abordar infinitos temas, para los africanos guardar silencio durante la comida es fundamental, especialmente si hay invitados no pertenecientes a la misma familia.
 
Los finlandeses y los suecos son considerados los menos habladores entre los países europeos. Grosso modo, consideran el habla como una debilidad y el silencio se asocia al poder. Así, los nórdicos hablan cuando tienen algo que decir y son más observadores que oradores (lo que les proporciona mucha información de la otra persona).
Para crear un ambiente apropiado de conversación se debe hacer uso del silencio activo, de la escucha tranquila y silenciosa, de largas pausas…
 
En la cultura occidental el silencio infunde, por un lado, cierto temor y, por otro, debido a la creciente intromisión del ruido en nuestras vidas, el silencio se está convirtiendo en un lujo.
Si en una conversación se produce un silencio incómodo, tendemos a desviar la vista, hablar de cualquier cosa…
 
La gran mayoría de directivos, y más actualmente donde Internet nos permite buscar clientes e inversores y tener alianzas con empresas de todo el mundo, necesitan tener habilidades que les permitan desarrollar su trabajo con eficiencia. Si necesitas ampliar conocimientos sobre habilidades directivas y perfeccionar otras áreas de la empresa, no dudes hacerlo con el MBA más demandado, el especializado en empresas digitales. Estaremos encantados de hablar contigo, qué nos cuentes un poco y asesorarte lo mejor posible.
 
 

Comparte y comenta este artículo!

Posts Relacionados:

  • Las conversaciones inteligentes

    Las conversaciones inteligentes

    Del directivo depende transformar espacios de diálogo tradicionales en espacios de conversación inteligentes, que produzcan resultados efectivos y que generen aprendizaje individual y colectivo. De la eficacia de las conversaciones de los líderes o de los directivos dependerá la consecución de sus propósitos.

  • Por qué fracasan los ejecutivos

    Por qué fracasan los ejecutivos

    Partamos de la base de que tanto las diferentes culturas de las organizaciones como los valores culturales de dónde se encuentra esa organización cambian de un continente a otro, por lo que las razones que pueden llevar a un ejecutivo a fracasar en Europa pueden no hacerle fracasar en Asia o en América.

  • ¿Qué es Excel y qué podemos hacer con él?

    ¿Qué es Excel y qué podemos hacer con él?

    Microsoft Excel es una aplicación fundamental en el día a día de muchas personas. Tanto para las que están trabajando en una empresa como para muchas otras tareas domésticas.

  • Las leyes del tiempo para mejorar la productividad

    Las leyes del tiempo para mejorar la productividad

    Planificar es clave en el desarrollo de cualquier actividad ya que nos ayuda a alcanzar los objetivos que nos hemos marcado, y nos ayuda a hacerlo de la forma más eficaz, utilizando solo los recursos necesarios, en el menor plazo posible. Es decir, nos hace ser más eficientes.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El campo Correo electrónico es obligatorio.
    Debe aceptar la política de uso de datos
    Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando está aceptando su uso. Puede retirar su aceptación cuando lo desee. Aceptar Política de Cookies