¿Qué es un usuario invitado en eCommerce?

Por muchos motivos las compras online se incrementan anualmente. Este año, con motivo de la pandemia y del confinamiento, el incremento ha superado por mucho las expectativas y tendencias que hacíamos a finales de 2019. El consumidor digital actual ya confía en la seguridad de sus compras, han valorado la comodidad de realizar el pedido desde el sofá y recibirlo el día y hora estipulada, se han habituado a comparar en varios comercios en cuestión de minutos, incluso a encontrar artículos de difícil acceso en tiendas físicas, y un largo etcétera.

lunes, 07 de diciembre de 2020
Tags:
Sin embargo, más de un cuarto de los carritos cargados para realizar la compra se quedan abandonados antes de llegar a la plataforma de pago. Una de las causas es el registro que los eCommerce exigen a sus clientes para poder realizar la compra, lo que en ocasiones se convierte en un engorro.
 
Lógicamente, para poder realizar una compra online hay que aportar una mínima serie de datos, como, por ejemplo, la entrega del pedido (si pasará el cliente a recogerlo o prefiere que se le envíe a una dirección).
Muchos eCommerce, conocedores de la importancia de los datos, elevan la petición del número de informaciones hasta en varios formularios. Ya no solo por el tiempo, sino también por una cuestión de privacidad, a muchos clientes les echa para atrás dejar sus datos en la red.
Una solución para paliar este problema es permitir las compras como Usuarios Invitados.
 
El usuario invitado debería de ser aquel que con un mínimo de datos pueda realizar la compra. Sin embargo, hay muchos eCommerce y muy conocidos que los datos que piden son similares en ambos casos, aunque den ambas opciones para realizar la compra.
Lo recomendable es pedir un nombre (más que nada para que la persona que haga la entrega pueda dirigirse a alguien en concreto), la dirección de entrega y los datos para realizar el pago.
 
Lo ideal es que los clientes encuentren en la web, en paralelo, las dos opciones, tanto la de registrarse y que sus datos se queden almacenados para que sea reconocible la próxima vez que nos visite, como el que pueda realizar una compra como usuario invitado, tanto si tiene pensamiento de realizar una única compra como si prefiere esta opción para realizarlas de manera habitual.
El lado positivo del usuario invitado es que muchos de esos carritos con tendencia al abandono conseguirán llegar hasta la caja y completar el pedido. La noticia peor es, en este caso, para el eCommerce, ya que la falta de datos del usuario y la no aceptación de la política de privacidad le impiden llevar a cabo estrategias de marketing con él.
 
Pero, (hay otro pero), puedes incentivar al usuario a que se registre. ¿Cómo? Pues fácil. Si el usuario no tiene pensamiento de volver seguramente no le importe todo lo que le ofrezcas, pero si el usuario tiene pensamiento de volver o “posiblemente” sí lo haga, se verá tentado si, por registrarse, obtiene descuentos, regalos...
 

Comparte y comenta este artículo!

Posts Relacionados:

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El campo Correo electrónico es obligatorio.
    Debe aceptar la política de uso de datos
    Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando está aceptando su uso. Puede retirar su aceptación cuando lo desee. Aceptar Política de Cookies