¿Se debe emprender en tiempos de pandemia?

Los datos sobre empresas que cierran o que tienen que reducir sus plantillas son nefastos a nivel mundial. El número de autónomos que bajan los cierres de sus negocios, ya sean físicos o digitales, estremecen. Sin embargo, como en cualquier crisis, la reinvención y la necesidad apuestan por la aparición de nuevas empresas.

martes, 17 de noviembre de 2020
Sería muy arriesgado decir que es un buen momento para emprender. Sin embargo, hay que matizar. En esta situación que estamos viviendo han aparecido nuevas necesidades y, como siempre ocurre, los avispados que saben escuchar y ver esas nuevas oportunidades de mercado son también los más arriesgados y los que se deciden a poner en funcionamiento un negocio, con toda la incertidumbre de cualquier emprendedor más la incertidumbre de las circunstancias sociales, políticas y sanitarias que se están produciendo.
 
¿Se deben de asumir riesgos en estos momentos?
 
En general, la situación para los próximos meses no es muy halagüeña, partiendo por la apatía del mercado para consumir y la falta de ayudas gubernamentales, tanto para ayudar a mantener abiertas las empresas que ya funcionan como para incentivar a la creación de nuevas. Sin embargo, este momento inédito, no es tan negro y crítico para todos por igual. Ahora, por ejemplo, sabemos que el negocio de las mascarillas y los hidrogeles va a tener un futuro prometedor seguro en los próximos meses y muy probable en los siguientes años. Pero, claro, no todos tenemos la posibilidad de operar en el mismo sector.
 
Hoy más que nunca el emprendedor tendrá que saber improvisar, adaptarse a las medidas tan cambiantes que estamos viviendo día a día, su toma de decisiones no podrá demorarse. Su planificación no deberá de ser a muy largo plazo. Deberá de tener confianza en que el mercado se va a reactivar, siempre teniendo en cuenta que es la pescadilla que se muerde la cola (primero habrá que generar empleo y salidas de los ERTEs para generar más consumo). Y, fundamental, no se trata solo de que persiga su sueño, sino de que ese sueño realmente sirva para dar solución a un grupo de clientes (no es el momento de estipular con ideas, sino de ir a lo seguro).
Además, considero fundamental que dote a su negocio (sea cuál sea y del tamaño que sea) de tecnología y que su personal (sea usted mismo o empleados) tenga habilidades digitales. No olvidemos que, debido a esta situación, hay negocios que no han podido sobrevivir por no tener canales con los que poder llegar a sus clientes, captar nuevos, atenderles y continuar con el negocio, aunque el local haya tenido que estar cerrado por no ser un sector esencial. La digitalización de los negocios es importante para todos, tanto para los que ya están como para los que han descubierto un nicho. Por lo tanto, también cobra sentido que antes de lanzarse se deba de dedicar tiempo a la formación en aquellas competencias que nos falten.
 
¿Qué áreas necesita conocer el emprendedor post-covid?
 
Desde luego, bastante tienen los emprendedores con todo lo que rodea a la creación de un negocio como para, además, tener que hacerse expertos en algo colateral al negocio. Sin embargo, hoy en día es imprescindible que los emprendedores “controlen” y sepan sobre ciertas áreas de los negocios digitales.
 
Considero fundamental para que cualquier negocio sobreviva el Marketing Digital, ya que sus clientes van a realizar búsquedas en Google u otro tipo de buscadores, van a buscar sus productos en las redes sociales, en comparadores o... en la web de su competencia.
En Big Data es también necesario tener conocimientos, ya que es fundamental conocer a nuestro cliente, optimizar los procesos e identificar las tendencias. No es necesario que sea un profesional en el área, pero sí que sepa interpretar los resultados y saber formular las preguntas necesarias.
 
Considero importante poder operar con Inteligencia Artificial. Por ejemplo, los ChatBots de las webs, además de proporcionarnos información sobre qué es lo que busca nuestro cliente, hacen que la respuesta a los clientes sea rápida y, en gran parte de los casos, fructífera. Y eso se traduce en mayores ingresos y en fidelización de clientes.
 
Hay otras muchas áreas que aportan beneficios, por supuesto, como pueden ser la realidad virtual, la gamificación, etc., pero no considero que sean necesarios para todos los negocios.
 
Algo que ha quedado claro en esta pandemia es que aquellos usuarios que tenían miedo a realizar sus compras por Internet lo han perdido y aquellos que las realizaban de manera ocasional, han aumentado sus frecuencias de compra. Ahora le toca al emprendedor perder el miedo al mundo digital y dotarse de competencias para, nunca mejor dicho, ser mucho más competitivo.
 
Me gustaría que este artículo no se relacione únicamente con el emprendimiento particular de negocios, sino que pueda ampliarse y animar a los trabajadores a intraemprender, a aportar ideas y soluciones a sus empresas, a ver las oportunidades que pueden ofrecer a sus clientes. Y, por supuesto, a las empresas a apoyar a estos emprendedores internos.
La trasformación de los modelos de negocio es lo que ha salvado a otros muchos negocios a echar el cierre definitivo. Aprendamos de ellos.

Si estás pensando en emprender, nosotros podemos ayudarte. Con el Máster Mentorizado en Emprendimiento vas a ir acompañado desde la idea hasta la puesta en marcha, y mucho más. 
 

Comparte y comenta este artículo!

Posts Relacionados:

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El campo Correo electrónico es obligatorio.
    Debe aceptar la política de uso de datos
    Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando está aceptando su uso. Puede retirar su aceptación cuando lo desee. Aceptar Política de Cookies