Por qué fracasan los ejecutivos

Partamos de la base de que tanto las diferentes culturas de las organizaciones como los valores culturales de dónde se encuentra esa organización cambian de un continente a otro, por lo que las razones que pueden llevar a un ejecutivo a fracasar en Europa pueden no hacerle fracasar en Asia o en América.

viernes, 18 de noviembre de 2022
Tags:
 
Además, hay que tener claro que las técnicas de liderazgo cambian continuamente. Lo que hace quince años ponía a un empleado en un pedestal hoy puede hacerle bajar a los infiernos. Por ello, no sabemos qué nos deparará el futuro, pero sí algunas de las causas que actualmente impiden a los ejecutivos cumplir con los objetivos de las empresas.
 
La empresa del siglo XXI ya no responde a un modelo de organización burocrática, sino que su gestión está encaminada hacia las relaciones. Hay numerosos autores que adjudican las causas a distintos motivos. Veremos algunos de ellos.
 
 
Causas no personales por las que fracasa un ejecutivo
 
La situación actual ha reducido, en general, considerablemente el tamaño de las organizaciones, por lo que el número de puestos vacantes es cada vez menor. Una persona puede ser muy competente para un puesto, pero, si ese puesto ya está ocupado o se ha eliminado de la organización, no puede ocuparlo.
 
 
Por qué fracasan los ejecutivos brillantes, según Sydney Finkelstein
 
Este autor en su libro “Por qué fracasan los ejecutivos brillantes”, realiza un estudio basándose en grandes empresas que han fracasado y cuáles son los puntos comunes en los que han fallado sus ejecutivos. Asegura que el “libro es sobre seres humanos. Personas que dirigen organizaciones y que ha hundido organizaciones, pero seres humanos sobre todo”.
 
Finkelstein, que intenta llegar a la raíz del problema, encuentra siete hábitos comunes entre los dirigentes:
 
  1. Cuando el directivo se identifica tanto con la empresa que piensa que él y su compañía dominan el sector. Se produce un exceso de confianza que impide ver los cambios que se van demandando y, por lo tanto, no se adaptan a las nuevas realidades. Los directores ejecutivos creen, que gracias a su genialidad pueden crear las condiciones en las cuales han de operar tanto ellos como sus compañías.  
 
  1. Cuando el ejecutivo no establece barreras entre los intereses de la empresa y los suyos personales. Sus ambiciones propias los llevan a utilizar el poder para alcanzar sus logros personales sin importarles los clientes, los accionistas ni el resto de los empleados. Finkelstein nos habla del "imperio privado" que es cuando el directivo maneja los recursos de la empresa, tanto materiales como humanos, para conseguir sus propias ambiciones personales. El directivo actúa como si la empresa fuera suya.
 
  1. Cuando se creen los amos de las respuestas. Antiguamente los líderes valorados tomaban las decisiones rápidamente. Sin embargo, se demuestra que los directivos que quieren controlar varias crisis a la vez no tienen tiempo para reflexionar las respuestas, ni para entender los problemas, no están abiertos a valorar nuevas alternativas, ni a escuchar las proposiciones de sus colaboradores.
 
  1. Cuando eliminan despiadadamente a aquellos que no les siguen, que no están de acuerdo con ellos. Son personas que no dan lugar a que la gente discrepe, a que puedan expresar sus emociones y opiniones. Si ven peligrar sus esfuerzos o su estilo de gerencia prefieren prescindir de esa persona. La empresa se debe preocupar si se produce la fuga de profesionales y directivos con talento hacia otras compañías.
 
  1. Cuando se centran en su imagen pública y en la de la organización. Para ellos se convierte en prioridad expandir su empresa en vez de desarrollarla. Dedican más tiempo a las relaciones externas (entrevistas, discursos, cócteles…) que a las operaciones necesarias para dirigir la empresa. Sienten necesidad de llamar la atención y, en muchos casos, de ser “estrellas”.
 
  1. Cuando infravaloran los obstáculos. Cuando el ejecutivo está tan convencido de su propia visión que ignora los problemas con tal de conseguirla. No se plantea modificar y adaptar su visión a la realidad, sólo ve que está haciendo lo correcto
 
  1. Cuando se empeñan en mantener un modelo de negocio estático y son incapaces de innovar y plantearse nuevas alternativas. No dudan en volver sobre estrategias, métodos y tácticas con las que alcanzaron al principio el éxito personal y el de las empresas en las que trabajaron, ignorando el abanico de opciones nuevas.
 
 
 
 
Por qué fracasa un jefe, según Daniel Goleman
 
Daniel Goleman, quien asegura que el éxito no depende exclusivamente de la capacidad intelectual sino también de la inteligencia emocional, en su libro “La inteligencia emocional en la empresa” nos da a entender algunas de las causas por las que un ejecutivo puede no ser exitoso a largo plazo:
 
  • Falta de autocontrol. Aquellas personas propensas al mal humor y a los arranques coléricos. Aquellos que no saben controlarse en las situaciones de presión y crisis.
 
  • Falta de responsabilidad. Aquellas personas que reaccionan a la defensiva ante los errores y las críticas, que descargan su responsabilidad sobre otras personas. Aquellas que en vez de solucionar los problemas los tapan.
 
  • Falta de empatía. Aquellas personas que buscan a toda costa su progreso sin importarles los sentimientos de los demás. Aunque en ocasiones pudieran parecer amables, son personas ásperas, arrogantes, intimidantes, agresivas, prepotentes, sin tacto.
 
  • Ser demasiado ambiciosos. Esta ambición no está encaminada a las exigencias de la tarea que están llevando a cabo sino al progreso personal a expensas de los demás, sin importarles las necesidades de éstos.
 
  • Falta de entendimiento con la diversidad. Personas incapaces de formar relaciones cooperativas, sin aprecio por la diversidad.
 
 
 
Por qué fracasa un ejecutivo, según las investigaciones del Centro para el Liderazgo Creativo (ccl)
 
 
Varios estudios elaborados por el Center for Creative Leadership (CCL), en los que se realizaron entrevistas a altos directivos que hablaban de sus experiencias personales y de las de otros colegas que habían visto fracasar, y en los que se  incluía el género y la procedencia de los ejecutivos (estadounidenses y europeos), además del país donde trabajaban, se ha llegado a la conclusión de que hay 4 factores que persisten en el tiempo y en el contexto para que un ejecutivo fracase. No significa esto que todos los ejecutivos que fracasan responden a los mismos patrones ni que, aunque tenga alguna de las causas motivo de fracaso, vayan a fracasar.
 
1-Problemas relacionados con las relaciones personales
 
Las investigaciones realizadas por el CCL indican que los ejecutivos con problemas en las relaciones personales inician sus carreras de éxito al principio. Sin embargo, cuando tienen que enfrentarse a un liderazgo más orientado a las relaciones fracasan. Suelen ser personas que prefieren trabajar en solitario y muestran reservas a la hora de comunicarse.
 
Las principales causas de esos fracasos son:
 
  • Insensibilidad
  • Manipulación de sus subordinados
  • Demasiado críticos con el resto
  • Utilización de los otros para conseguir ambiciones propias
  • Autoritarismo exacerbante.
 
2-No cumplir con los objetivos de la empresa
 
Es una de las razones principales que, según el CCL, lleva a un ejecutivo a fracasar. Mientras que el ejecutivo trabaja en un sistema estable y cumple con las metas de la empresa no hay problema. Sin embargo, una vez que se le demandan nuevas aptitudes y formas de trabajar con el resto de los empleados las cosas cambian.
 
Para la empresa no cumplir con las expectativas indica que el ejecutivo traiciona la confianza depositada en él, incluso que se le catalogue de demasiado ambicioso.
 
3-Incapacidad de crear y dirigir un equipo
 
Algunos ejecutivos, acostumbrados al individualismo, cuando tienen que emplear un enfoque más participativo en la empresa no saben hacerlo. Son incapaces de formar grupos o equipos de trabajo que participen en la toma de decisiones y métodos para llevar a cabo el trabajo.
 
4-Incapacidad para cambiar o adaptarse
 
Cuando un ejecutivo es incapaz de adaptarse a los cambios requeridos, ya sea a las exigencias de un nuevo empleo, a un nuevo jefe, a una nueva cultura, etc. su fracaso no tarda en llegar.
 
Aunque muchas empresas han facilitado información a los ejecutivos para que lograsen adaptarse a los cambios, muchos de ellos no han querido o no han podido llevarla a la práctica.
 
 
 
 

Comparte y comenta este artículo!

Posts Relacionados:

  • Las conversaciones inteligentes

    Las conversaciones inteligentes

    Del directivo depende transformar espacios de diálogo tradicionales en espacios de conversación inteligentes, que produzcan resultados efectivos y que generen aprendizaje individual y colectivo. De la eficacia de las conversaciones de los líderes o de los directivos dependerá la consecución de sus propósitos.

  • ¿Qué es Excel y qué podemos hacer con él?

    ¿Qué es Excel y qué podemos hacer con él?

    Microsoft Excel es una aplicación fundamental en el día a día de muchas personas. Tanto para las que están trabajando en una empresa como para muchas otras tareas domésticas.

  • Las leyes del tiempo para mejorar la productividad

    Las leyes del tiempo para mejorar la productividad

    Planificar es clave en el desarrollo de cualquier actividad ya que nos ayuda a alcanzar los objetivos que nos hemos marcado, y nos ayuda a hacerlo de la forma más eficaz, utilizando solo los recursos necesarios, en el menor plazo posible. Es decir, nos hace ser más eficientes.

  • El cuestionario de Proust

    El cuestionario de Proust

    Marcel Proust, fue un novelista y crítico francés. Su obra maestra es la novela En busca del tiempo perdido, pero ha sido tanto activo y reconocido en el campo de la literatura como en el de la filosofía y la teoría del arte.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El campo Correo electrónico es obligatorio.
    Debe aceptar la política de uso de datos
    Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando está aceptando su uso. Puede retirar su aceptación cuando lo desee. Aceptar Política de Cookies