Guía para evitar estafas en el mundo cripto

Nunca faltan las personas que busquen obtener riquezas a través de programas fraudulentos, del engaño, o de haber abusado de la confianza de otras personas, esta es una realidad que hay que asumir

sábado, 20 de junio de 2020
En el mundo de las criptomonedas resulta mucho más sencillo ser víctima de estafas por falta de conocimiento por lo que tenemos como resultado que las criptomonedas tengan una mala fama y un rechazo inmediato de aquellos novatos que entran en el mundo o de aquellos que desafortunadamente caen en timos por no haber dedicado el tiempo suficiente a la investigación y a una formación adecuada. Guía para evitar estafas en el mundo cripto
Justamente por la cantidad inmensa de estafas que hay en la red y que utilizan el nombre de criptomonedas y al Bitcoin es que decido escribir este artículo en pro de formar y dar un poco de luz en estos temas de estafas y al mismo tiempo, aclarar y resaltar desde el principio que hay una diferencia entre Bitcoin como tecnología, medio de intercambio o refugio de valor y aquellos que usan su nombre para estafar y robar a algunos ingenuos.
En primer lugar, aclaro que una estafa es un delito que se ejecuta contra el patrimonio o la propiedad de una persona y que se perpetra por medio de un engaño. El estafador o grupo de estafadores se encargan de que las víctimas crean en algo que no tiene existencia real, o los engañan con las condiciones de una operación comercial.
Tipos de estafas
En este ecosistema hay varios tipos de estafas, intentaré mencionar las más comunes:
Falso soporte técnico o estafas por correo electrónico: cuando a las víctimas les llega un correo de una empresa conocida o posicionada y en la que tienen una cuenta y en este correo les solicitan las llaves privadas y públicas para resolver algún problema. Ten en cuenta que de forma general las empresas no se pondrán en contacto contigo para pedirte tus contraseñas. Nunca envíes tus claves privadas, tus palabras de recuperación ni tu contraseña, sin importar el problema que supuestamente tengas, el que sea que se comunique contigo, y menos pensando que al darlas te van a poder regalar algo.
Casas de intercambio o sitios clonados y que suplantan la identidad de otras: al entrar a un sitio web fijarse que en la URL esté escrito “https://” para verificar que la dirección a donde deseas entrar es la correcta. Cuando visitemos sitios con frecuencia o aquellos sitios donde manejamos dinero podemos guardarlos en los marcadores para que el navegador y nosotros sepamos que son los de fiar y ya hemos entrado antes y no que un día sin darnos cuenta entremos a un sitio malicioso.
Otra forma de entrar con más seguridad a las casas de cambio o sitios relacionados con criptomonedas es entrar a CoinMarketCap o Coinpaprika e ir al sitio desde estas páginas para asegurar que es el sitio oficial de esa criptomoneda o casa de cambio.
Estafas de minerías: todos los sitios en los que te dicen que por compartir recursos entre toda la comunidad y al realizar una contribución económica esa “empresa” va a distribuir las ganancias de lo que se mine entre todos. Es decir, una persona viene y da un monto para formar parte de esta empresa de minería con la promesa de que te enviarán dinero diariamente para ir reponiendo esa primera inversión y resulta que al cabo de un tiempo la página desaparece, no puedes hablar con nadie y te has quedado estafado. Estas son “empresas” que prometen rentabilidad y beneficios sin importar el curso del mercado y a la larga se desaparecen y no cumplen.
Falsas ICOs: ICO significa Oferta Inicial de la Moneda (en inglés Initial Coin Offering) y que en el boom de 2017 tuvieron mucha fama porque los estafadores se inventaban un libro blanco y hacían mil promesas de que esa cripto sí era mejor que las demás o que iba a resolver tal problema. Las personas invertían con la promesa de que al salir oficialmente el token se fuera a multiplicar la inversión, pero luego pasa el tiempo y nada que sale o cuando sale en verdad no es lo que prometieron. Es mejor invertir en un proyecto sólido, que ya esté en funcionamiento porque es prácticamente una lotería saber exactamente cuál de las más de cinco mil quinientas criptomonedas y tokens que existen va a ser la que realmente se va a multiplicar o va a hacer todo lo que prometieron.
Malware en el ordenador o dispositivo: es un software malicioso que intencionalmente invade, daña o deshabilita dispositivos, sistemas informáticos, redes, etc. Esto lo pueden hacer para robarte las criptomonedas en el momento en el que introduces tu clave o también puede ser un programa maligno de minería que, a través de este software malicioso use tu computadora sin tu consentimiento para minar criptomonedas. Para evitar esto lo mejor es usar un buen antivirus y tener actualizadas todas las aplicaciones y softwares.
Estafas Ponzi o multinivel: hay demasiadas y lamentablemente siguen cayendo personas. El “modelo” es que tienes que llevar personas y esas personas tienen que invertir y traer a más personas y de cada persona nueva que entre te vas a llevar un beneficio. Pasa que no hay ningún proyecto o producto real detrás y no resuelve ningún problema. Son muy fáciles de identificar porque te manipulan diciendo que al ser de los primeros tendrás más rentabilidad y beneficios, claro, porque los primeros son los que recogen las ganancias, ya los demás que vayan entrando quedan estafados. Este tipo de esquemas es inmoral, nada ético y corres el riesgo de que tú tampoco seas de los primeros y quedes estafado. ¿En serio puedes mirar a la cara a una persona si lo has metido en este tipo de esquemas Ponzi?
Los pumps and dumps: son grupos de estafadores que se organizan para comprar al mismo tiempo y en un mismo sitio una criptomoneda y así elevar el precio (crear el pump) y luego se supone que todos al mismo tiempo venden para recoger las ganancias y hacer caer el precio (generar el dump), pero resulta que no te avisan o cuando vas a vender ya todos vendieron, cae el precio y “perdiste” tu “inversión”.
También son estafas todos aquellos mensajes, correos, anuncios, promociones, cualquier cosa que diga “mándanos un Ethereum o un Bitcoin y te devolvemos diez”, todo es mentira.
Todos aquellos que ofrezcan un Bot de trading. Los Bots son programas informáticos autónomos que realizan tareas concretas y que utilizan para estafar anunciando o prometiendo que hacen trading sin pérdidas, que hacen puras operaciones que generan rentabilidad y eso simplemente no puede ser posible porque nadie sabe con exactitud qué va a hacer el mercado o cuánto va a costar una criptomoneda. Si el Bot, el negocio o la oferta fuera tan espectacular y supieran todo eso ¿por qué crees que lo compartirían contigo? ¿Porque son buenas personas? Falso. Es una estafa.
Estafas en redes sociales: son personas que suplantan la identidad de otros, que se aprovechan de una cara o proyecto conocido y utilizan su imagen para pedirte dinero y así estafarte. Hay miles y miles de estafas que usan la imagen de Vitalik Buterin, Robert Kiyosaki u otros personajes del ecosistema diciendo que van a hacer un airdrop, un sorteo, que les envíes datos, tus claves, no creas en nada de eso.
Estafas en Youtube: crean o roban canales y hacen transmisiones en directo haciendo promesas de beneficios o cualquier cosa y te piden tus criptomonedas a cambio. Estafas y más estafas. Youtube intenta eliminarlas, pero son muchísimas y cuando ya las detectan han robado a muchas personas.
 
Alertas de que un proyecto es una estafa
Se recomienda mucha prudencia y cautela en este ecosistema cripto y de forma general podemos establecer ciertas alertas a la que prestarles atención.
Si te prometen ganancias astronómicas o rentabilidades aseguradas. Nadie te puede asegurar un 10% de rentabilidad por hacer nada. Si el modelo se basa en invitar a más usuarios o tener referidos para obtener algún beneficio. Si te piden tus llaves privadas o contraseñas, por nada del mundo hay que dar nuestras llaves privadas a nadie, es lo que nos asegura nuestras criptomonedas en la Blockchain y nuestra seguridad. Evitar instalar aplicaciones de dudosa procedencia y que pidan todos nuestros datos privados.
Estar alertas también de si hay otras personas señalando que ese proyecto es una estafa o se han señalado como estafadores porque normalmente ellos hacen una estafa, se van y luego lanzan otra, es un círculo vicioso. Hay que investigar a los desarrolladores, al equipo detrás de un proyecto porque tienden a ser los mismos estafadores.
 
Recomendaciones para evitar caer en estafas
Ningún nivel de seguridad es suficiente, es mejor guardar todas las precauciones posibles y no confiar ni en uno mismo, a esto me refiero a no confiar en que nos vamos a acordar de una contraseña o algún dato vital relacionado con nuestro dinero.
Podemos guardar las llaves privadas o nuestras palabras en un lugar físico escondido, nunca en la red o computadora para evitar hackeos. Crear correos electrónicos y claves diferentes y paralelas solo para tu dinero y tus criptomonedas. Se pueden generar contraseñas robustas a través de portales generadores de contraseñas (incluir la ñ, símbolos, números aleatorios y datos que no sean cercanos a tu vida es recomendable). También hay que asegurarse de entrar al sitio oficial al que queremos entrar. Encriptar las comunicaciones con el uso de un VPN e inclusive, encriptar tus datos. Por último, no discriminar la importancia de un buen antivirus.
Si tenemos que hacer un balance entre confianza y seguridad, hay que escoger siempre la seguridad.
 
El Bitcoin nos da libertad, portabilidad, seguridad y fue creado como una solución a diversos problemas económicos. No obstante, viene de la mano de una gran dosis de responsabilidad. Si deseas esa autonomía y control de tus ahorros, inversiones o dinero hay que aprender a asumir este grado de responsabilidad, almacenarlas en una billetera en donde seas dueño de tus llaves privadas porque de lo contrario, cualquier casa de cambio puede sufrir hackeos, robos, puede desaparecer un día y pierdes todas tus criptomonedas e inversión.
Vale la pena aclarar que esto también puede suceder exactamente en el mundo Fiat, puedes tener tu dinero en una misma cuenta en un mismo banco y de repente un día, el banco cerró, se fueron y nadie responde por tu dinero. Lo que vale la pena rescatar es cómo mantenerse lo más seguro y resguardado posible frente a los estafadores, diversificar, dudar de todo lo más posible y ser cautos.
Por último, no creas en nadie que venga de buen samaritano a quererte vender nada muy bueno para ser verdad porque lo más probable es que sea justamente eso: algo muy bueno para ser verdad. Siempre insistiendo en la educación y formación objetiva y constante para evitar lo mayor posible las estafas y pasar por estos malos ratos y a los que lamentablemente a veces no somos inmunes.


Clave privada: Una clave privada o private key, es una clave secreta generada por el proceso de criptografía asimétrica. Esta clave es la que permite la total propiedad y manejo de nuestros monederos de criptomonedas.

Comparte y comenta este artículo!

Posts Relacionados:

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El campo Correo electrónico es obligatorio.
    Debe aceptar la política de uso de datos
    Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando está aceptando su uso. Puede retirar su aceptación cuando lo desee. Aceptar Política de Cookies