Características del Social Commerce

Marsden define S-commerce de la manera siguiente: “Es la fusión de social media con e-commerce, o, en palabras de IBM, es básicamente el concepto de WOM (boca a boca) aplicado al e-commerce”.

jueves, 04 de junio de 2020
Siguiendo con esta definición, los componentes de S-Commerce serán todos aquellos que contribuyan a la fusión e integración de e-commerce + S-commerce como podemos deducir que son:
 
  • Conexiones sociales
  • Movilidad
  • Apertura
  • Participación
 
Fijaos que cada uno de ellos lo podemos comentar brevemente:
 
  1. Conexiones sociales: es evidente que los usuarios de estas formas de comercio están continuamente conectados. Por tanto, y asumiendo también sus riesgos, aprovechemos su continuo flujo de información y de contactos para acceder a ellos.
 
  1. Movilidad. En cualquier punto del globo, y a cualquier hora del día, estamos conectados y ofreciendo nuestros servicios. Obviamente, y como consecuencia de ello, nuestra disponibilidad debe ser 24x7 y eso implica una estrategia clara de “alta disponibilidad” que absorberá recursos y tecnología.
 
  1. Apertura. Nuestro radio alcance a nuevos Clientes se acentúa. Ese “networking” indiscriminado y continuo hace que estemos en la retina de muchos usuarios sin saberlo. La gran fuerza, el gran capital de compañías como Facebook (Whatsapp incluido), Twitter, Instagram, Pinterest, etc. son sus BBDD (bases de datos) de millones de clientes y clics diarios. Su alcance en un solo “clic”, por así decirlo. Recordemos que ha habido incluso revoluciones políticas a golpe de redes sociales y que, en algunos países donde el estado trata de controlar a sus ciudadanos se prohíben algunas redes sociales.
 
  1. Participación. Este es un asunto curioso. Hasta ahora asumimos que el S-Commerce lo utilizan (participan) mayoritariamente los “millenials”. Pero su alcance y participación cada vez será mayor en las redes sociales en las próximas generaciones…, los que hoy son “millenials” darán paso a otras generaciones de nuevos usuarios pero que entiendo que las redes sociales no caducarán en mucho tiempo. Otra cosa distinta será el nombre de ellas (lo que hoy es Facebook, Pinterest, Yahoo, etc, ¿qué será en el 2050?). Lo que sí parece un dato evidente es que la extensión de los participantes en estas plataformas es cada vez mayor y… con más asiduidad y con mayores usos de las mismas. O sea: ¿para comprar también cada vez más y mejor?
 
Cavazza 2012, Marsden and Chaney, 2012, también aseguran en sus estudios de investigación que hay varios elementos/modelos de negocio que conforman el s-commerce tales como:
 
  • Comunidad de compradores
  • Compras en grupo
  • Compras compartidas
  • Consejos sociales
  • Co-compras
  • Patrocinio social
 
De todos ellos podemos destacar como el más habitual del S-Commerce el de Compras en grupo o “group buying”.
 
Si el poder de los compradores es comprar en grupo es porque esperan, por su potencial adquisitivo creciente, unos descuentos por parte de los suministradores que es uno de los componentes claves de la estrategia S-Commerce.
 
Si siempre hemos hablado de la estrategia de distribución, de la balanza de poder entre el fabricante y el distribuidor, en este caso parece el tercer elemento que “gana” en peso específico a los otros dos componentes; el poder de negociación de los grupos sociales.
 
Pero, al mismo tiempo, esto permite a los suministradores una capilaridad y alcance que no se lo pudiera imaginar antes. La reciprocidad en esta relación es que el grupo social te exige unos escalados de descuento por grupo importantes, pero, a cambio, te ofrezco la llave de la entrada en un universo de compradores en crecimiento.
 
Al mismo tiempo, digamos que desde un “solo punto de contacto”. Desde un canal tan simple como una red social (y tan compleja) tengo ahora una BBDD de clientes tan extensa que muchas veces no sé cómo manejarla. Porque, lógicamente, una cosa es acceder a esa base de datos, y otro saber cómo segmentarla de modo que pueda personalizar mis ofertas de la forma más atractiva y diferencial posible.
 
En definitiva, los elementos clave que hay que manejar en la estrategia S-Commerce podemos agruparlos en:
 
  • Amplitud de descuentos.
  • Agrupación de Clientes de similares características (segmentación).
  • Conversión de la demanda potencial en real a través de acciones efectivas.
  • Generación de ingresos rentables.
  • Capacidad de servicios (gestión RRHH).
 
Si somos capaces de entender esto y hacer la implantación de la estrategia S-Commerce de forma profesional y, además, sin excesiva fijación en el ROI a corto, podremos estar a tiempo de triunfar en este contexto.
 
El consumidor, hay que asumirlo, es profesional, colaborativo y móvil. Nosotros tendremos que adecuarnos a esos hábitos y hacer que nuestra oferta encaje en su “me gusta”.
 
No olvidemos que, según Social-Buy.com, nuestra notoriedad de marca o producto puede aumentar más de un 200% a través del botón “like” en las redes sociales. Luego sólo esta ventaja competitiva es para reflexionar si en realidad merece la pena tomarse esto en serio como apuesta de futuro.
 
 

Curso Social Ecommerce

Comparte y comenta este artículo!

Posts Relacionados:

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El campo Correo electrónico es obligatorio.
    Debe aceptar la política de uso de datos
    Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando está aceptando su uso. Puede retirar su aceptación cuando lo desee. Aceptar Política de Cookies