Las reglas de Jakob Nielsen sobre la usabilidad

Jakob Nielsen, ingeniero de interfaces, es una de las personas que más ha investigado sobre usabilidad en Internet

martes, 12 de mayo de 2020
Ha realizado estudios sobre los problemas de usabilidad más frecuentes y es autor de numerosos artículos, dos de los más conocidos “Be Succinct! (Writing for the Web)” –“¡Sea breve! (escribir para la web)” y “How Users Read on the Web” -“Cómo leen los usuarios en la web”-.
 
Jakob Nielsen diseñó el decálogo “10 Usability Heuristics for User Interface Design”, unas reglas generales para identificar estos problemas. Nielsen parte de la teoría de que lo habitual es que un usuario no lea con detalle ni siquiera una mínima parte de los textos de una web, sino que los ojea. Busca la información en lo que llama su atención, por lo que hay una serie de elementos que se hacen imprescindibles como las negritas, los cambios de tamaño o de color… Aunque estas reglas no tienen que ver exclusivamente con la redacción, más bien poco, creo que es interesante conocerlas si vas a publicar en una web.
 
  • Visibilidad del estatus del sistema. El usuario de nuestro site tiene que estar permanentemente informado de lo que pasa por “detrás” cuando interactúa. Hay que proporcionarle feedback constante. Esto lo podemos conseguir con las barras de proceso que nos indican cómo avanza la subida de un archivo, o los mensajes que confirman que un formulario se ha enviado correctamente.
 
  • Relación entre el sistema y el mundo real. El sistema tiene que “hablar” el mismo lenguaje que el usuario, tanto en el texto como en las imágenes o en la forma en que se presenta la información, entre otros aspectos.
 
  • El usuario es libre y tiene el control. El usuario tiene que poder navegar libremente, encontrar con facilidad la salida y/o rutas alternativas, y tener todas las disposiciones que necesite para hacer y deshacer como a él le convenga.
 
  • Consistencia y estándares. El sitio web debe seguir un estándar consistente en todas sus páginas. No se puede, por ejemplo, cambiar en las páginas la situación del menú, o colocar el carrito de compra en diferentes esquinas cada vez que modificas o haces cambios en la página.
 
  • Prevención de errores. Muchos de los errores son previsibles y pueden resolverse antes de que ocurran, por ejemplo, incluyendo información preventiva en el punto problemático (en un formulario, un campo que cambia de color para recordarnos que lo hemos dejado en blanco), pidiendo la confirmación al usuario, o haciendo comprobaciones a tiempo real (por ejemplo, cuando aparece que la segunda contraseña que hemos puesto no coincide con la primera, antes de dar a “enviar”).
 
  • Mejor reconocer que memorizar. Al usuario hay que ponérselo fácil. No tiene por qué recordar cómo hacer algo en la web, sino que tiene que reconocerlo intuitivamente.
 
  • Flexibilidad y eficiencia de uso. Hay usuarios que navegan asiduamente por una misma web y realizan las mismas acciones. A ellos hay que facilitarles que accedan de forma más rápida y directa esas acciones. Los “aceleradores” por ejemplo ayudan a mostrar los últimos artículos por los que se ha interesado el usuario en su última visita.
 
  • Diseño estético y minimalista. Cada palabra de más oscurece las palabras que son realmente importantes. Esto es tanto para lo textual como para lo estético: el diseño visual debe apoyar la función, no oscurecerla ni decorarla.
 
  • Ayuda al usuario a reconocer, diagnosticar y recuperarse de los errores. Los mensajes de error tienen que estar escritos en un lenguaje comprensible para el usuario. Que indique cuál es el problema -sin tecnicismos- y deben siempre sugerir una solución o un camino de salida.
 
  • Ayuda y documentación. Aunque el usuario pueda usar el sistema de manera intuitiva, sin tener que acudir a instrucciones sobre su uso, en ocasiones puede necesitar ayuda y documentación.
 
 
 

Artículos relacionados:

Comparte y comenta este artículo!

Posts Relacionados:

  • Publicidad: Medios pagados, propios y ganados

    Publicidad: Medios pagados, propios y ganados

    Con la aparición del fenómeno de Internet, se ha pasado de dos tipos de Medios (propios y pagados) a tres (propios, pagados y ganados). Los medios digitales han permitido romper el diálogo unidireccional marca/consumidor, permitiendo a este último “hablar”.

  • ¿Qué es un inventario publicitario?

    ¿Qué es un inventario publicitario?

    Las marcas y productos tienen un índice de reconocimiento que queda grabado en la memoria del público con una impresión positiva o negativa. Cualquier marca quiere situarse entre los primeros puestos de reconocimiento -para bien- por parte de la sociedad. A mayor reconocimiento, mayores son el número de ventas.

  • Las 3 preguntas que tienes que realizarte antes de publicar un titular

    Las 3 preguntas que tienes que realizarte antes de publicar un titular

    El titular es la tarjeta de presentación de lo que viene a continuación. Ya sabemos que debe de ceñirse a la realidad sobre lo que hemos escrito, que debe de captar la atención del usuario para que tenga la curiosidad de seguir leyendo, pero ¿cómo saber si a lo que nosotros nos parece interesante también lo es para nuestros lectores?

  • Introducción a la Publicidad

    Introducción a la Publicidad

    El marketing dispone de diferentes herramientas enfocadas en objetivos distintos. Cuando se busca dar a conocer un determinado mensaje relacionado con los productos, servicios, ideas, marca… a su público objetivo, se emplea una de las más poderosas: la Publicidad.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El campo Correo electrónico es obligatorio.
    Debe aceptar la política de uso de datos
    Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando está aceptando su uso. Puede retirar su aceptación cuando lo desee. Aceptar Política de Cookies