LogoSBS

¿Por qué falla un equipo?


Igual que un futbolista no puede jugar él solo un partido, ni en una operación de cirugía puede haber un solo profesional, las empresas, independientemente de su tamaño, deben organizar sus recursos humanos para que trabajen en equipo y sus rendimientos sean mayores.

María Oriza

miércoles, 30 de agosto de 2017

El trabajo en equipo tiene ventajas y desventajas, siendo más elevadas las ventajas que proporciona a los trabajadores, a la empresa y al cliente.
Sin embargo, hay ocasiones en las que el trabajo en equipo no funciona con el nivel de eficacia deseado. Las consecuencias se traducen en baja productividad, conflictos que derivan en malas relaciones interpersonales, insatisfacción y desmotivación.

Vamos a ver a continuación algunas de las razones por las que los trabajos en equipo fallan:

- Los miembros no tienen definidos ni conocen sus objetivos. Aparte de que no saben qué es lo que hay que lograr, tampoco saben cómo conseguirlo.
- Los miembros del equipo necesitan saber cuál es su función. En muchas ocasiones los límites y responsabilidades están mal definidos y se producen conflictos y rivalidades entre sus miembros. El objetivo del equipo es el ser capaz de autogestionarse y que el liderazgo sea compartido, no al contrario.
- Cuando los integrantes no tienen los conocimientos ni las habilidades adecuadas.
- Cuando en las reuniones no se resuelven las dudas, no se resuelven los problemas y no dan el resultado esperado.
- Cuando no existe un clima agradable de trabajo y los miembros están desmotivados. A veces, no se sienten parte del equipo.
- Cuando se premia o reconoce individualmente en vez de hacerlo al grupo.
- Cuando se sofoca la creatividad individual.
- Cuando se utiliza inapropiadamente a un equipo y actúa como sustituto de algo para lo que fue creado.

Ponerle solución a tiempo a alguno de estos problemas es vital para conseguir el éxito del grupo.  Si tienes que dirigir un equipo es importante que estés atento a las primeras señales que indican que no se va por el buen camino. Algunas de ellas son:

- La ausencia de algunos miembros a las reuniones.
- La búsqueda de sustitutos por parte de algunos miembros. Los sustitutos ni han recibido toda la información necesaria ni tienen autoridad para la toma de decisiones.
- La falta de involucración en el equipo por parte de algún miembro. Es un síntoma que se percibe rápido por la muestra de cierto pasotismo.
- Cuando hay una o más personas dominantes en el grupo que quieren imponer sus decisiones.
- Cuando la reunión no se centra en el tema a tratar sino sobre aspectos que nada tienen que ver con el trabajo.
- Cuando los objetivos no están claros y los miembros no se ponen de acuerdo por dónde enfocarlo.
- Cuando los plazos de entrega de un trabajo no se cumplen y no hay nadie pendiente de ello.

Enviar noticia por E-mail



Normas de uso
Esta es la opinión de los usuarios, no de SpainBS.com
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Comentario

© Spain Business School 2014 | www.spainbs.com

Quiénes somos | Contacto | Aviso legal | SiteIndex