LogoSBS

David Martínez, Discográfica Avispa

La catarsis de la industria del contenido


Escribo mi primer comentario en el blog en relación al tema de propiedad intelectual, dada mi cercanía al tema por mi profesión de productor musical.

martes, 29 de julio de 2014

Vivimos en una época de cambio, y la industria de contenidos está experimentando una catarsis, puesto que el modo de consumir los mismos ha cambiado, y por tanto la industria ha de adaptarse a dicho cambio.
 
Ahora bien, el problema, es que igual que ese cambio por parte de la industria ha de darse y ya se está empezando a dar (aunque con retraso, pero ya se está dando) de modo fehaciente y a nivel práctico, dicho cambio sólo es posible si viene acompañado y respaldado por la protección de los contenidos.
 
Partiendo del hecho de que el contenido de un autor, ya sea un compositor, un pintor, o un director de cine o guionista, o cualquier creador, es suyo por derecho propio, y nadie tiene derecho a hacer uso de él sin su consentimiento, la realidad, es que en España se ha instaurado un “gratis total” que impide que esa adaptación de la industria llegue mejor y más rápido, como pasa en países como EE.UU, Inglaterra, o Alemania
 
¿Por qué? Pues porque es una pescadilla que se muerde la cola… por los ejemplos de Spotify, que está pensando en irse de España dadas las pérdidas, o Netflix, que directamente no viene a España porque no tienen más que coger nuestros índices de piratería para no pisar nuestro territorio…

En realidad, es bastante sencillo si lo pensáis… si la gente tiene a golpe de click una canción gratis, un capítulo de una serie gratis, o lo que sea gratis, y absolutamente nadie le impide su descarga, ni le sanciona por, ya no sólo usarla, sino apropiarse de ella sin ningún consentimiento, lógicamente la gente lo seguirá haciendo…la paradoja viene en que los mismos que realmente pagarían por una plataforma de tarifa plana de contenidos, sean los que sean, al hacer esto, consiguen que esto sea difícil de realizar, puesto que los números no salen…
 
Las famosas frases de “la cultura debe ser libre”, “la cultura debe ser universal”, están muy bien…pero entonces que también lo sea la sanidad, una vivienda digna, y muchas otras cosas que deberían ser universales, y no lo son…y no vemos a la gente normalmente ocupando casas, ni entrando en un dentista y exigiendo que sus implantes han de ser gratuitos… y eso partiendo del hecho de que, finalmente, con el paso de los años, los contenidos pasan a dominio público.

Todos sabemos que vivimos en un país de “si es gratis, dame dos”, que tiene un grave problema de educación en cuestiones culturales, y que es muy difícil de “reeducar”.
 
Para eso, debería estar nuestro gobierno, cuyo papel ha de ser de arbitro y regulador, para evitar que las libertades de unos, no usurpen las de otros, pero sin embargo, a nuestro gobierno, desde hace más de diez años, no le ha interesado cambiar esto dado el peso de telefónica, quien ha vendido sus adsl bajo el slogan “bájate lo que quieras cuando quieras a máxima velocidad”, a pesar, por cierto, de ser la peor y más cara conexión de Europa.

Cuando hablo de telefónica, hablo de los teleoperadores en general, que hasta unos pocos años no tenían ninguno red fija, y por tanto, todo pasaba por manos de telefónica.
 
La luz estriba en el hecho de que parece que los teleoperadores al fin ven que pueden seguir vendiendo sus conexiones de alta velocidad para que los consumidores puedan disfrutar de los contenidos con buena calidad, y de modo legal, en streaming, en alta definición, buena calidad de sonido, etc… ejemplos como Yomvi, Waki tv, las Smart TVs, Spotify, etc…
 
Si queréis y para terminar, os acerco una anécdota representativa de todo esto que ocurrió hace pocos años durante el gobierno de Zapatero:

España, por si no sabíais éste dato, está en la lista negra 301 de EE.UU por ésta cuestión, por la piratería de contenido, es una lista en la que figuran los países que no pagan sus deudas, que se presentan como peligrosos para EE.UU por las cuestiones que sean, etc.
 
Pues bien, en una visita oficial de Obama, lo primero que traía en el orden del día, era ésta cuestión...
Obama le presentó a Zapatero cuentas, sentencias de jueces españoles que dejaban impunes a las webs donde se pirateaba sin medida, con un despliegue brutal de información obtenida por el bufete de prensa de la casa blanca, nombres y apellidos de dichos jueces, fechas de sentencias, webs imputadas, etc.

Después de mostrarle toda la información, su comentario, fue el siguiente… “ya no es que pirateéis vuestros contenidos…es que, principalmente, pirateáis los nuestros… de España no llega nada, y eso, no lo puedo permitir, porque la industria de mi país, me pide cuentas a mi…de modo que, o se empieza a tomar medida, o me veré obligado a bloquear el cine americano en España”
 
A partir de ahí, fue cuando se empezó a plantear una ley un poco más rigurosa en ese sentido, como respuesta a la amenaza de Obama.

 

Enviar noticia por E-mail



Normas de uso
Esta es la opinión de los usuarios, no de SpainBS.com
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Comentario

© Spain Business School 2014 | www.spainbs.com

Quiénes somos | Contacto | Aviso legal | SiteIndex