¿Cómo organizarse para estudiar el máster en verano?

Organizarse para estudiar en la época veraniega es difícil, pero no imposible

miércoles, 31 de julio de 2019
¿Cómo organizarse para estudiar el máster en verano?
En la época veraniega todos cambiamos nuestro ritmo habitual, aunque todavía no nos hayamos ido de vacaciones nuestro cerebro tiende a relajarse y desconectar de las cosas habituales que hacemos el resto del año.

Cierto es que el ritmo de la escuela también baja y las asignaturas que están abiertas en esta época tienen un periodo más largo para realizarlas y los profesores tienen más margen de tiempo para responder a los alumnos. Sin embargo, bajar el ritmo no significa olvidarse de todo. Digamos que el esfuerzo es un poco menor en estos meses.

Una buena organización va a permitirte estudiar y dejar tiempo libre para disfrutar. Así que lo primero de todo es comenzar a establecer esas jornadas de estudio con una actitud positiva y pensando en los beneficios finales que vas a obtener.

                                                                                                                                  ¡Vamos con ello! 

Plantea lo que vas a hacer en esos días (si estás trabajando todavía y tienes el mismo horario es posible que sigas la rutina establecida, pero si tienes el horario reducido, te vas al pueblo, con unos amigos a perderte al monte, de viaje cultural a Grecia, o prefieres tumbarte bajo el sol en la playa, los horarios van a ser muy diferentes a los de tu vida cotidiana). Una vez que sepas, más o menos, a que vas a dedicar cada tiempo, haz un horario con las horas en las que crees que vas a estar menos cansado y vas a poder concentrarte. Por ejemplo, la primera hora de la mañana, antes de comenzar con las actividades que hayas planificado para ese día, es un buen momento, ya que estás descansado, aun no has salido de ruta y te va a cundir bastante. La primera hora no tienen por qué ser las siete de la mañana, sino una hora antes de la que tengas pensamiento de salir.

Recuerda dejar algún día libre, igual que si estuvieras trabajando, así conseguirás hacer más llevadera la actividad. 

También es importante que escojas el lugar en el que vas a realizar el estudio. Puede que te encuentres en un camping, en un hotel, en la casa de unos amigos... procura encontrar un sitio fresco, luminoso y lo más silencioso posible. Si es posible, busca un lugar en la que tengas una mesa para poder ver las clases y tomar los apuntes o realizar los casos prácticos (estudiar en un sofá o en una cama es más cómodo, pero menos productivo).

Estamos en verano así que ¡motívate! Cuando cumplas con los objetivos que te hayas marcado para la semana, date un premio. Esto te hará enfrentarte la siguiente semana con más entusiasmo ??

                                                                                              Y lo que es más importante de todo ¡disfruta! ¡recarga las pilas! ¡cuídate! Y ¡sé feliz!

Comparte y comenta este artículo!

Posts Relacionados:

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El campo Correo electrónico es obligatorio.
    Debe aceptar la política de uso de datos
    Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando está aceptando su uso. Puede retirar su aceptación cuando lo desee. Aceptar Política de Cookies