4 mitos sobre la analítica web

¿Has escuchado alguna vez estos 4 mitos falsos sobre la analítica web?

jueves, 26 de abril de 2018
Tags:
4 mitos sobre la analítica web

¿Eres de los que todavía cree que por tener instalado Google Analytics ya estás analizando de forma adecuada los datos de tu web? La analítica web va mucho más allá de implementar Google Analytics en tu site y mirar cada día el tráfico que recibes. Si quieres que los datos que recopilas te sirvan para saber si funcionan o no tus estrategias, para obtener información útil de cara a nuevas acciones o conocer, por ejemplo, por qué tus usuarios abandonan la compra en un determinado momento, es necesario contar con expertos que te ayuden a realizar un análisis tanto cuantitativo como cualitativo.

Son muchos los falsos mitos que se han generado en torno a la analítica web como que hay que ser matemático para comprender los datos o que es solo para grandes empresas. En este post vamos a enumerar 4 mitos sobre la analítica web explicados por un experto en la materia, Matías Ezequiel Acosta.

4 mitos sobre la analítica web

1. La analítica web es fácil. El proceso de analítica web no es fácil. La implementación puede llevar varios meses debido a aspectos técnicos (iframes, páginas estáticas, el gestor de contenidos…), aspectos operativos (múltiples cuentas, gestión entre cliente y agencias…), aspectos de conocimiento (estadístico, de programación, de negocio…) o por falta de compromiso y coordinación de los departamentos técnico y de negocio. Un proceso de analítica web claramente está pensado para la parte de negocio, pero la parte técnica es necesaria para poder obtener datos fiables e información útil.

2. Instalar una herramienta de analítica es plug & play. Cualquiera que haya intentado implementar un sistema de analítica web sabe que esto no es así. Para el que no lo haya hecho aún, que tenga en cuenta los aspectos mencionados en el punto anterior, o mejor, que pregunte a quien haya implementado un sistema de analítica web. Además, debemos tener en cuenta que los sitios web están en constante cambio y, las modificaciones técnicas pueden afectar a los datos analizados (cambio de nombre de página, cambios en el gestor de contenidos, cambios en tipo de servidor, redireccionamientos o incluso nuevas necesidades de medición…).

3. La herramienta es lo más relevante. Esto no debería ser así y el proceso de analítica web ideal debería empezar por plantearse preguntas de negocio. No siempre es fácil hacerse las preguntas adecuadas ya sea por desconocimiento del propio sitio web, como por desconocimiento de la analítica web. Según Avinash Kaushik la relación de inversión entre personas y herramienta sigue una regla 90/10 indicando que por cada 10 euros que inviertas en una herramienta es aconsejable que inviertas 90 en analistas.

4. No necesito ayuda. Otro falso mito. Lo mejor es dejarse asesorar. Quizás seas de los pocos afortunados que tiene en su plantilla a un analista web, un técnico especialista, un responsable de proyecto… lo más probable es que tengas parte o ninguno de estos perfiles trabajando en tu empresa para implementar el proceso de analítica web. Por ello, lo mejor es preguntar y que te asesoren.

¿Quieres aprender a analizar los datos? Con el Máster en Analítica Web y Big Data puedes conseguirlo.

Comparte y comenta este artículo!

Posts Relacionados:

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El campo Correo electrónico es obligatorio.
    Debe aceptar la política de uso de datos
    La escuela SBS
    Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando está aceptando su uso. Puede retirar su aceptación cuando lo desee. Aceptar Política de Cookies