Las personas, eje central de la transformación digital

¿Cuáles serán las tendencias tecnológicas de los próximos años?

miércoles, 30 de marzo de 2016
Tags:
Las personas, eje central de la transformación digital

Actualmente nos encontramos inmersos en un contexto digital que exige que las empresas también sean digitales si quieren ser competitivas. Pero tener éxito en el mundo digital no se puede conseguir simplemente consumiendo más y más tecnología o, como algunos temen, sustituyendo al ser humano por tecnología. Las compañías tienen que ser capaces de crear una nueva cultura corporativa que capacite a las personas -consumidores, empleados y socios del ecosistema– para conseguir más con la tecnología.

Para lograrlo, tendrán que ser capaces de conseguir que todos los actores implicados vean la tecnología como el vehículo para adaptarse y aprender constantemente, crear nuevas soluciones de forma continua, impulsar el cambio incesantemente y perturbar el statu quo. Y en este contexto en el que la tecnología es primordial, los verdaderos líderes deberán poner a las personas primero.

Así lo explica el informe Accenture Technology Vision 2016, que incide en la urgencia de la transformación digital. La consultora tecnológica afirma que la economía digital global representó el 22% del PIB mundial en 2015, y estima que para 2020 alcanzará el 25%.


La importancia de las personas en la era digital

Según el estudio de Accenture, los ganadores en la era digital saben que su éxito depende de las personas. La habilidad de entender las cambiantes necesidades y conductas de los clientes es vital. Sin embargo, el verdadero factor decisivo en la era de la inteligencia será la habilidad de una empresa para desarrollar su cultura corporativa con el fin, no solo de aprovechar las tecnologías emergentes, sino también de abrazar las nuevas estrategias de negocio que impulsan esas tecnologías.


4 pilares fundamentales para conseguir el cambio en la cultura corporativa

Si quieren conseguir una cultura digital, las empresas deben poner sus fuerzas en los siguientes pilares:

   •Forjarse para el cambio. Implica cambiar la forma en la que operan como empresa para moverse a la velocidad necesaria para desarrollar nuevas habilidades, nuevos procesos, nuevos productos y nuevas formas de trabajo.

   •Basada en los datos. Este cambio va más allá de disponer de mejores herramientas o incluso de mejores habilidades, significa cambiar el fundamento de la toma de decisiones en todos los niveles de la empresa.

   •Líderes que abracen la disrupción. Fomentarán una visión en la que la tecnología permita llevar a cabo los procesos de forma diferente y mejor. Los líderes escucharán atentamente a las personas utilizando la tecnología como canal para profundizar en la comprensión de las necesidades, requisitos y actitudes emergentes que impulsan la disrupción.

   •Riesgo digital. Los líderes deberán tener siempre en cuenta el riesgo digital que implican los nuevos cambios: nuevos parámetros de seguridad, responsabilidad respecto a la privacidad del consumidor, exigencia de un uso transparente de los datos y cuestiones relativas a la utilización ética de las nuevas tecnologías.


5 tendencias tecnológicas

El informe de Accenture destaca cinco tendencias tecnológicas emergentes que conforman este nuevo panorama:

Tendencia 1: Automatización inteligente. Impulsada por la inteligencia artificial, la próxima ola de soluciones reunirá cantidades sin precedentes de datos de sistemas dispares y, entrelazando sistemas, datos y personas, creará soluciones que fundamentalmente cambiarán la organización, así como lo que hace y la forma en la que lo hace.

Tendencia 2: Fuerza de trabajo líquida. Las empresas necesitan algo más que una tecnología adecuada, necesitan aprovechar esa tecnología para permitir a las personas adecuadas hacer las cosas apropiadas en una fuerza de trabajo «líquida», adaptable, preparada para el cambio y con capacidad de respuesta.

Tendencia 3: Economía de las plataformas. Al emplear estratégicamente la tecnología para producir negocios digitales, los líderes están creando la economía de plataformas adaptable, escalable e interconectada que constituye la base del éxito en una economía digital basada en los ecosistemas.

Tendencia 4: Disrupción previsible. Todos los negocios entienden el poder transformador de la tecnología digital, pero no todos han captado cuán drásticos y permanentes serán los cambios derivados de los nuevos ecosistemas basados en plataformas. A medida que estos ecosistemas produzcan una poderosa disrupción previsible, sectores y segmentos económicos enteros serán redefinidos y reinventados completamente.

Tendencia 5: Confianza digital. Las omnipresentes nuevas tecnologías plantean nuevos e importantes problemas de riesgo digital. Sin confianza, las empresas no pueden compartir ni utilizar los datos en los que se basan sus operaciones. Por ese motivo, los sistemas de seguridad más avanzados de hoy van mucho más allá de establecer la seguridad perimetral e incluyen un poderoso compromiso con los más altos estándares éticos en relación con los datos.

Si quieres consultar el informe Accenture Technology Vision 2016 puedes hacerlo en el siguiente enlace.

Comparte y comenta este artículo!

Posts Relacionados:

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El campo Correo electrónico es obligatorio.
    Debe aceptar la política de uso de datos
    La escuela SBS
    Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando está aceptando su uso. Puede retirar su aceptación cuando lo desee. Aceptar Política de Cookies