Aitor Fernández Martín Asturiano Cum Laude

“Siempre estoy embarcado en cien mil historias” y de todas aprende algo

lunes, 17 de noviembre de 2014
Tags:

Aitor Fernández Martín, tinetense de 31 años, es uno de esos estudiantes que siempre acaba el primero de su promoción y encima no le da importancia. “Siempre estoy embarcado en cien mil historias” y de todas aprende algo. Lo extraordinario del asunto es que Aitor cuenta con el hándicap de que se quedó ciego a los 13 años por culpa de un glaucoma.
En un breve recorrido por su historia académica podemos destacar que recibió el Premio Extraordinario Número Uno de la promoción en Administración y Dirección de Empresas (2005). Junto con otros cuatro compañeros de la Universidad de Oviedo viajó a Washington a complementar su formación con una beca de seis meses al Banco Interamericano de Desarrollo (BID). De los cinco, fue el único que se quedó casi otro año más.
Su innato afán por aprender le tiene de continuo buscando aquello que más le ayude a formarse. En la actualidad está cursando un Máster Digital Business –MDB- con Spain Business School (http://www.spainbs.com). Máster que realiza online con aprendizaje blended (combinación de lo positivo de la formación presencial -trabajo directo de actitudes y habilidades- con lo mejor de la formación a distancia -economía, interacción, rapidez…). Le dedica más o menos diez horas semanales y, ahora que se ha quedado en paro, está pendiente de comenzar con el Doctorado.
Su currículum es igual de extraordinario que su expediente académico. Sin embargo, no parece tener la suerte a su favor porque, aunque cuenta con excelentes recomendaciones, él considera que “no hay sitio para mí en Asturias. No sé si no llamo a la puerta correcta o no conozco a la gente adecuada”. El caso es que está cursando el Máster con mucha ilusión, para que con la ayuda de su tutor, se decida a poner en marcha un proyecto genial, que nos va a venir estupendamente a muchos de nosotros, y que esperamos no tarde mucho en que vea la luz.
Por su parte Spain Business School, asegura que “es una gran suerte contar con un estudiante como Aitor. Los profesores están impresionados con su capacidad de esfuerzo y superación”.
De momento, y hasta que cualquier multinacional extranjera venga a llevárselo, le podremos seguir viendo caminar por las calles de Oviedo con Divo o Nadal, sus perros guía.

Comparte y comenta este artículo!

Posts Relacionados:

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    El campo Correo electrónico es obligatorio.
    Debe aceptar la política de uso de datos
    La escuela SBS
    Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando está aceptando su uso. Puede retirar su aceptación cuando lo desee. Aceptar Política de Cookies